El esquema de arriba muestra un resumen del pronóstico del tiempo en Tromsø (https://www.yr.no) para hoy y los siguientes 7 días.

Las malas noticias: Mañana viernes (como el martes pasado) tendremos temperaturas demasiado cálidas (4 grados Celsius), que ya han derretido parte de la nieve que hemos acumulado durante el invierno, y más se derretirá mañana. En las calles esto resulta en una horrible mezcla de agua nieve muy resbalosa, haciendo los traslados (caminando y en bici) muy difícil. Esta dificultad de traslado es lo único que me desagrada de vivir en Tromsø, al menos hasta ahora.

Las buenas noticias: El lunes 15 de enero el sol volverá a aparecer arriba del horizonte en Tromsø (compara con el esquema de jueves a viernes de esta semana, donde en el pronóstico el sol aparece debajo de la línea horizontal en el dibujito, que es un detalle simpático que no existiría nunca en el pronóstico climático de otras regiones en donde he vivido). Probablemente no veremos el sol el mero 15 de enero, porque estará bloqueado aún por las montañas que rodean la isla, pero un par de días después lo tendremos iluminando Tromsø otra vez. Claro, esto es asumiendo cielo despejado (pequeño detalle). Oh, además, solo tendríamos luz del sol por aproximadamente una hora el primer día, luego hora y media el segundo día, y casi 2 horas el tercer día, y así incrementando la luz cada día, hasta que lleguemos a mediados de mayo, donde el sol ya no se pondrá (llamándole a esto “sol de media noche”). Y cuando esto pase, será el momento de regresar a casa en Seattle.

Cuando el sol regresa a Tromsø hay fiesta en la ciudad. Voy a participar en la celebración, consista en lo que consista, así que te espero pronto por aquí para leer más.